Actualitzado el 22-04-14 Stage de verano de tai-chi y chi-kung (qigong) en la naturaleza 21-26 de agosto de 2014 Profesor: Jordi J. Serra Organización y dinamización: Gemma Mas Abierto a todo el mundo (tanto principiantes como avanzados). No es necesaria experiencia previa.  Trabajo por niveles. Se puede asistir con acompañantes (amigos, familia...) que no hagan el curso pero que quieran disfrutar de las instalaciones y del maravilloso entorno natural del Montseny. El tai-chi va directamente al cuerpo. Mucha gente lo asocia con movimientos suaves pero hace falta tiempo y trabajo para llegar a la suavidad auténtica, a movimientos verdaderamente silenciosos, que no escondan ruidos, que no repriman tensiones. Se trata de deshacer el ruido, las tensiones. [...] Nuestro cuerpo es nuestra historia: la vemos en nuestra postura, en cómo hacemos las cosas. Cuando nos adentramos en la vida interior del cuerpo vamos a hallar los daños que hemos recibido, los traumas que hemos ido sufriendo. Pero, a diferencia de las terapias occidentales, nosotros no intentamos analizar. Entender el por qué no nos interesa demasiado. En cambio, lo que sí nos interesa en este nivel terapéutico es cómo transformar cada momento y cómo mantener tu conciencia. Éste es el punto clave, saber lo que pasa dentro de ti es lo que te transforma. Tew Bunnag (International School of Tai Chi) El tai-chi tiene que ser algo sencillo, no una nueva complicación que nos obligue a aprender más y más cosas. Ya desde el colegio quedamos hastiados de tener que aprender tantas tonterías. Por su parte, lo hermoso del lenguaje del tai-chi es que nos permite deshacer y desaprender cosas tales como la violencia, la rabia, la impaciencia, las angustias y desasosiegos que han cristalizado en el cuerpo. En general, se trata de temas que no hemos podido afrontar con la suficiente honestidad y que el tai-chi con su vivencia meditativa y marcial facilita abordar y resolver.  El tai-chi nos da salud, bienestar y vitalidad porque, de hecho, es quizás la variante más conocida del chi-kung (qigong), una disciplina espiritual inspirada por los antiguos chamanes chinos, por los taoistas y por los budistas, que buscaban la armonía y la paz en la comunión con la naturaleza. Los ejercicios de chi-kung limpian el chi (qi) de impurezas, toxinas y agentes patógenos; generan y acumulan chi (qi) creando una reserva de sana vitalidad en el cuerpo; hacen circular el chi, eliminan bloqueos y zonas estancadas, abren los meridianos y li permiten al practicante intervenir a nivel subclínico, es decir, antes que el desequilibrio del chi (qi) llegue a producir los síntomas característicos de una enfermedad. El chi-kung sana a la persona, no a la enfermedad. No cortar nudos, sino deshacerlos. Desde esta perspectiva, tai-chi, chi-kung, meditación y mantras (el uso de la voz) conforman una práctica completa en los tres niveles de desarrollo humano que consideramos: corporal, mental y espiritual. En estos días de verano, en Fontdellops, tendremos la ocasión y el privilegio de hacerlo en un lugar excepcional, inmerso en una naturaleza exuberante y contando con una casa cómoda y acogedora, que invita a la práctica y al indispensable reposo vacacional. Aprender, desaprender y renovarnos. Profundizar lo que ya estamos haciendo Aclarar lo que aún está oscuro Fortalecer lo que aún es débil Ablandar lo que aún está duro Ir más allá, desde el corazón. Horario: Llegamos el 21 a partir de las 19h y acabamos el 26 después de comer. Lugar: Fontdellops Confortable masía del s. XVI restaurada con mucho encanto, conservando su gran valor arquitectónico. Finca de 70.000 m2 respetuosa con la sostenibilidad medioambiental, situada en un paraje silencioso en medio de la naturaleza, sin ruido urbano. Habitaciones cómodas, salas de estar, comedor interior con grandes ventanales, terraza y comedor de verano con vistas panorámicas. Sala de trabajo con vistas espectaculares. Piscina con agua viva. Entorno exuberante, explanadas, bosques, vistas, senderos... Espacios íntimsos y espacios para compartir. Zona Wi-Fi. Cocina de calidad.   català Nuevo año, nuevos propósitos...