Exemple: El Tao de les emocions Taller para un uso creativo e integrador de la mente, el cuerpo y las emociones en los procesos de creación de valor. 1- ¿Por qué se ofrece el taller? 2- ¿Qué técnicas y herramientas usaremos en el taller?  3- ¿Qué tipo de necesidades empresariales aborda el taller? 4- Aspectos organizativos 1- ¿Por qué se ofrece el taller? Las emociones aflictivas cortan el progreso espiritual, ensombrecen las relaciones personales, bloquean y encogen el cuerpo y el alma, e impiden el reconocimiento de la realidad personal, incluida la profesional. Usurpan el espacio de la comprensión, el entusiasmo y la lucidez. En definitiva, las emociones mal comprendidas y mal vividas constituyen uno de los grandes obstáculos para el desarrollo de nuestra capacidad de aportar valor humano al colectivo profesional al que pertenecemos. Sin embargo, bien entendidas y elaboradas mediante las herramientas que el taller proporciona, las emociones se convierten en el combustible que nos impulsa a la consecución de nuestros objetivos vitales en nuestros entornos profesional y personal. El taller tiene un carácter eminentemente práctico. En él los participantes aprenderán a identificar el surgimiento y la presencia de las emociones en ellos mismos, e incorporarán técnicas que les servirán en su vida personal y profesional para: - Relacionarse con sus emociones desde la apertura, la conciencia y la dignidad. -  Mejorar sus habilidades emocionales tanto personales como interpersonales. 2- ¿Qué técnicas y herramientas usaremos en el taller?  Debido a la universalidad y omnipresencia de las emociones, todas las vías de realización humana han tenido que plantearse seriamente qué hacer con ellas para que dejen de actuar como un obstáculo y se conviertan en un maestro personal que ayude a vivir con conciencia y libertad. Este taller presenta distintas herramientas desarrolladas por varias tradiciones marciales y espirituales para relacionarnos con nuestras emociones sin que nos anulen ni nos detengan en nuestro caminar hacia la consecución plena de nuestros objetivos vitales, tanto en lo personal como en lo profesional. Concretamente, se presentan de manera experiencial cinco tipos de herramientas para aprender a entender los mecanismos de las emociones y ser capaz de organizar una estrategia personal para vivirlas sin ser su víctima. Herramientas meditativas Mediante estas herramientas conseguiremos que los participantes consigan la creación de un centro personal inviolable y desarrollen en ellos la confianza, la ecuanimidad, la apertura, el realismo y el sentido de la perspectiva sobre las situaciones conflictivas. Herramientas energéticas Llevaremos a cabo prácticas internas referidas a los órganos energéticamente relacionados con las emociones.  Dichas prácticas permitirán a los participantes conocer mejor dónde se asientan sus emociones, cómo conseguir minimizar su impacto negativo y cómo resituarlas de forma positiva cuando los embates emocionales las desplazan de su lugar más operativo. Herramientas marciales Mediante estas herramientas los participantes mejorarán su gestión y vivencia del conflicto; el alcance de su influencia en los demás; su conciencia del espacio y tiempo; su presencia y enraizamiento; su intuición, decisión y valor; y abordarán el surgimiento de emociones aflictivas que sólo se manifiestan en este tipo de situación y que, sin embargo, siguen actuando desde lo no consciente. Herramientas corporales Estas herramientas permitirán a los participantes conocer mejor la localización corporal de las tensiones debidas al estrés emocional, e incorporar y cultivar alternativas y respuestas a las mismas. Herramientas psicológicas Mediante diversos ejercicios los participantes comprenderán cabalmente la influencia que ejercen en ellos las ideas, exigencias y expectativas irracionales, al tiempo que les permitirán descubrir y usar alternativas racionales a los elementos más destructivos de su propio discurso interior. La combinación de estas cinco herramientas permite que el impacto del taller en los asistentes y en la empresa cliente sea más intenso, más profundo, más rápido y más duradero que el conseguido por otras propuestas basadas en un único tipo de herramienta (habitualmente, de carácter psicológico).  En suma, permite satisfacer los objetivos establecidos con la empresa cliente. 3- ¿Qué tipo de necesidades empresariales aborda el taller?  Las bases metodológicas y técnicas del taller son útiles para abordar una variedad de propósitos empresariales.  Según el diseño consensuado con la empresa cliente, su impacto positivo se centrará, principalmente, en alguno de los siguientes aspectos que se detallan más abajo: estructura y estrategia, capacidad de acción, identidad organizativa, conocimiento y relación con el cambio. Como se presenta en la figura, la buena gestión de dichos aspectos depende de la inteligencia emocional y, por lo tanto, de que las personas que integran la empresa tengan una relación sana con sus propias emociones.  En definitiva, del nivel de desarrollo de las habilidades emocionales tanto personales como interpersonales de dichas personas.  Aunque todos los aspectos mencionados están relacionados, los contenidos concretos y la dinámica que se creará en el taller se adaptarán a las necesidades específicas de la empresa cliente.  Por ello, la fase previa a la realización del taller, en la que la empresa cliente y los directores del taller establecerán los objetivos del mismo, es fundamental. Figura. Las emociones y la empresa Identidad organizativa El éxito y la permanencia en el tiempo de las empresas dependen, en gran medida, de la existencia e interiorización, por parte de todos sus componentes, de un fuerte sentido de identidad con un proyecto común y de una forma de hacer las cosas.  Una misión y unos valores compartidos son indispensables para tener una identidad que aporte confianza y solidez a la organización.  A partir del impacto positivo en las habilidades emocionales de los asistentes al taller, éste puede diseñarse para obtener: -Un aumento y mejora del sentido de identificación y pertenencia de los componentes de la empresa. - Una más profunda interiorización de los valores organizativos. - … Relación con el cambio Como se ha repetido hasta la saciedad, lo único permanente es el cambio.  A veces éste puede tener un carácter gradual, otras su calado y efectos pueden ser mucho más profundos.  Mediante el aumento de las habilidades emocionales de los asistentes al taller, éste puede diseñarse para: - Aumentar la capacidad de aceptación y adaptación al cambio de los integrantes de la empresa. - Mejorar la capacidad de la empresa de promover cambios tanto en su interior como en su entorno. - … Conocimiento Como es bien sabido, la capacidad de crear valor de las empresas depende, cada vez más, de la adecuada gestión de los recursos relacionados con el uso y adquisición de conocimiento.  Por lo tanto, dicha capacidad depende de las personas y equipos que componen las empresas y de las relaciones que éstas establecen con personas y organizaciones externas (grupos de interés, stakeholders).  Gracias al desarrollo de las habilidades emocionales de las personas que participen en el taller, éste puede orientarse a incrementar: - La creatividad de los integrantes de la empresa. - La capacidad de éstos de relacionarse y dialogar de una manera abierta, fluida y honesta con los diferentes grupos de interés (stakeholders). - La capacidad de la empresa de establecer proyectos con dichos grupos de interés. - La capacidad de la empresa de generar nuevos conocimientos relevantes. - … Estructura y estrategia Saber a dónde vamos y con qué medios contamos para ello son factores esenciales para llegar a algún sitio.  Por lo tanto, poseer una buena estructura y dotarse de una adecuada estrategia son aspectos básicos en toda empresa.  Los cambios en el entorno, o los que pretenden promover las empresas, conllevan a menudo cambios en la estructura y estrategia de las mismas y, por lo tanto, tensiones en la organización.  Gracias a la mejora de las habilidades emocionales de las personas que participen en el taller, éste puede orientarse a conseguir: - El diseño y/o despliegue de una nueva estructura. - La formulación y/o comunicación de una nueva estrategia. - La mejora de la capacidad de la empresa de permitir la emergencia de estrategias más flexibles y estructuras (y, por lo tanto, de relaciones entre sus miembros) menos formales y temporales. - … Capacidad de acción Las empresas nacen para hacer cosas.  Por lo tanto, podemos decir que la acción es una parte central de la esencia de la empresa.  En este sentido, en las empresas parece conveniente que coexistan de forma equilibrada y dinámica la capacidad de hacer bien las cosas que ya saben hacer en un momento determinado y la de ser capaces de innovar, mejorando la forma en que hacen las cosas o haciendo otras nuevas.  Mediante la mejora de las habilidades emocionales de los participantes en el taller, éste puede enfocarse a lograr: - Una renovación del entusiasmo que permite continuar haciendo bien lo que hoy sabemos hacer. - Un aumento de la creatividad y de la capacidad de innovar. - … 4- Aspectos organizativos El taller consta de las siguientes cuatro fases: - El objetivo de la primera fase es consensuar con la empresa cliente el objetivo concreto del taller, lo que servirá de base para el diseño del mismo. - La segunda fase, el taller propiamente dicho, tiene una duración de dos días y se lleva a cabo en régimen residencial en un entorno natural y aislado. - La tercera fase tiene lugar en los días posteriores al taller cuando los participantes, en su entorno profesional, tienen la oportunidad de poner a prueba los conocimientos y experiencias adquiridos. - La cuarta, que es la fase de elaboración, consolidación y contextualización, se realiza una semana después del taller, preferiblemente en el mismo sitio donde se realizó éste, y dura una mañana.   Actualitzado el 27-06-17 català info@ubk-centre.com   ·   637 055 937 ¡Matrícula gratuita hasta el 30 septiembre!